Cuidar tus alimentos es cuidar tu salud

Novedades

Campaña de Educación y Prevención de Enfermedades Transmitidas por Alimentos

Use agua y alimentos seguros
  • Use agua potable o asegúrese de potabilizarla antes de su consumo.
  • Seleccione alimentos saludables y frescos.
  • Prefiera alimentamos ya procesados, tales como la leche pasteurizada.
  • Lave las frutas y las hortalizas minuciosamente, especialmente si se consumen crudas.
¿Por qué?

Los alimentos, incluyendo el agua y el hielo, pueden estar contaminados con bacterias peligrosas o sustancias químicas. Algunas sustancias tóxicas pueden formarse en alimentos dañados o con hongos.

Seleccionar los alimentos cuidadosamente y aplicar algunas medidas simples como lavar y pelar las frutas y verduras, disminuyen el riesgo.

Mantenga los alimentos a temperaturas seguras
  • No deje alimentos cocidos a temperatura ambiente por más de 2 horas.
  • Enfríe lo más pronto posible los alimentos cocinados y los perecederos (preferentemente bajo los 5º C).
  • Mantenga bien caliente la comida lista para servir (arriba de los 60º C).
  • No guarde las comidas preparadas por mucho tiempo, ni siquiera en la heladera.
  • No descongele los alimentos a temperatura ambiente.
¿Por qué?

Las bacterias pueden multiplicarse muy rápidamente si el alimento es conservado a temperaturas ambiente.

Bajo los 5º C o arriba de los 60º C el crecimiento bacteriano se hace más lento o se detiene.

Algunas bacterias peligrosas pueden todavía crecer a temperaturas menores a 5º C.

Cocine completamente
  • Cocine completamente los alimentos, especialmente carnes, pollos, huevos y pescados.
  • Para alimentos a base de carnes picada, cuide que no queden partes rojas en el interior. Se recomienda el uso de termómetros.
  • Hierva los alimentos como sopas y guisos para asegurarse que ellos alcanzaron 70º C.
  • Recaliente completamente la comida cocinada.
¿Por qué?

La correcta cocción mata las bacterias peligrosas. Estudios enseñan que cocinar el alimento, tal que todas las partes alcancen 70º, garantiza la inocuidad de estos alimentos para el consumo. Existen alimentos, como trozos grandes de carne, pollos enteros o carne molida, que requieren especial control de la cocción.

Separe los alimentos crudos de los cocidos
  • Separe siempre los alimentos crudos de los cocidos y los listos para consumir.
  • Limpie las superficies y utensilios entre la manipulación de carnes crudas y carnes cocidas, vegetales u otras comidas listas para su consumo.
  • Conserve los alimentos en recipientes separados para evitar el contacto entre crudos y cocidos.
¿Por qué?

Los alimentos crudos, especialmente las carnes, pollos, pescados y sus jugos, pueden estar contaminados con bacterias peligrosas que pueden transferirse a otros alimentos, tales como comidas cocinadas o listas para consumir durante su preparación.

Mantenga la Higiene
  • Lávese las manos antes de preparar alimentos y a menudo durante la preparación.
  • Lávese las manos después de ir al baño.
  • Lave y desinfecte todas las superficies, utensilios y equipos usados en la preparación de alimentos.
  • Evite el contacto de alimentos y áreas de cocina con insectos, mascotas y otros animales.
¿Por qué?

En la tierra, el agua, los animales y las personas se encuentran peligrosas bacterias que causan enfermedades. Ellas son transportadas por las manos, los utensilios, ropa, trapos de limpieza, esponjas y cualquier otro elemento que no ha sido adecuadamente lavado. Un simple contacto con ellas puede contaminar los alimentos.

Menú